Marketing Personal – El Arte De Saber Venderte –

por | Ago 23, 2019 | Mi Blog

¿Qué es Marketing Personal?

 

Teniendo en cuenta que en el diario vivir hacemos una venta continua de nosotros mismos; esta debe hacerse de manera profesional, estratégica, adecuada, dinámica y estructurada, como se hace para una marca empresarial, pues hallamos una bidireccionalidad en la cual: “Las empresas y sus productos deben sentir, tener esencia y sentimientos como las personas; y de igual forma, las personas deben ser productos en constante comercialización”. Pero no te confundas, en esa venta no entran nuestra ética y valores. Con base en lo anterior, es de vital importancia que sepas realmente ¿Qué es Marketing Personal? Y por eso el día de hoy, trataré de darte los mayores elementos para su comprensión.

Es de vital importancia denotar que, la llegada de los Millennials ha logrado generar el terreno perfecto para poder sembrar esta semilla maravillosa llamada “Marca Personal”. La misma que dejará unos frutos enormes al mundo, cambiará el rumbo de la vida de las personas, pasando de buscar la motivación para obtener la inspiración, dejando de hacer acciones para convertirlas en proyectos y finalmente, dejando de cautivar para empezar a seducir.

De igual forma forzará a que las organizaciones dejen de ser creativas para evolucionar y convertirse en innovadoras, teniendo el reto más grande en la próxima década, no en generar ventas, sino en atraer talento para poder producir los bienes o ejecutar los servicios que dichas organizaciones planear comercializar de manera efectiva.

Este tema de saber vendernos aplica principalmente para los siguientes frentes:

Vendernos a nosotros mismos:

El tema de auto aceptación y autoconocimiento son la columna vertebral de todo, porque en realidad nosotros somos la materia prima de nuestro producto. Entonces, debemos conocer nuestras fortalezas y debilidades; asumirlas; y buscar mejorar en lo que somos fuertes y minimizar el impacto de lo que debemos mejorar.

Vendernos a nuestro entorno:

Acá se debe tener en cuenta a amigos, conocidos, colegas, competencia, partners, la sociedad, etc. Con base en lo anterior, se debe tener claro cómo comportarse en comunidad, redes sociales, equipos de comunicación, entre otros, como un concepto de vida que sale de adentro de su ser, y no como una figura de barro que en cualquier momento puede perder su forma por no ser hecha de un material sólido.

Las relaciones públicas y el servicio al cliente, son vitales en esta matriz. En temas de relaciones públicas siempre deben ser comerciales, generar posicionamiento y rentabilidad; y en lo que se refiere a servicio al cliente, la premisa debe ser la vocación de servicio, es decir, lo haces “por qué te nace y no porque te toca”.

Vendernos en pareja y familia:

Para este tema es bueno saber que no siempre las personas más llamativas físicamente son las que tienen un mayor poder de conquista. Caso contrario ocurre con las personas seductoras e interesantes, que sí lo logran conseguir. En este ámbito también viene bien en el – Marketing Personal – el hacer cierre de mitos, creencias y modelos que nos han vendido, ya sea en la parte emocional o intima. Esta última va muy ligada a los patrones de entrenamiento en MarketCoach sexual, que puede resumirse en priorizar la calidad, antes que la cantidad.

Vendernos laboralmente:

Esta área debe tener mucha valoración, ya sea a la hora de ir a conseguir empleo o a la hora de mantenerlo. Hablando de cómo conseguirlo, ten en cuenta los patrones básicos de sobriedad en tu correo electrónico para enviar la hoja de vida, cómo realizar la misma basada en logros y no en funciones cómo se hacía en el pasado, adicionalmente, las normas de cortesía a la hora de presentarte, y una que es fundamental: Saber leer los anuncios, aplicar a lo que se ajusta a nuestro perfil y no caer en el error de “dispararle a todo lo que se mueve”. Empleo en muchos casos hay, lo que no hay es gente totalmente clara y capacitada para aplicar y cubrir esas vacantes.

Si nos referimos a la hora de mantenerlo, no olvides nunca tus parámetros de ética, lealtad, trabajo en equipo y de agradecimiento a tu organización por tu crecimiento. Hablar mal de donde trabajas o trabajaste, no solo daña la imagen de dicha empresa, sino también la de tu marca personal en general, y te puede cerrar puertas a futuro, o ¿vos le daría empleo a alguien que va a salir a hablar mal de vos o tu compañía?

Como podrás darte cuenta, hay muchos aspectos de esta tendencia que nos ayudan a ser más integrales y competitivos, sin dejar de lado los sentimientos y la familia que son el centro de todo. Con base en lo anterior, ¿te has puesto a pensar cómo andas de Marketing Personal?

0 comentarios