Robots Contra Marca Personal ¿Quién Ganará?

por | Ene 17, 2020 | Mi Blog | 0 Comentarios

¿Estamos los seres humanos en vía de extinción laboral?

Desde inicios de los años 80 en el siglo pasado, se ha venido haciendo eco a una suerte de premonición aterradora. La cual nos mostraba el inminente remplazo de las personas por parte de los robots, las máquinas y la tecnología en general.  Si traemos dicha proyección a la actualidad, dónde nos la quieren volver a instaurar, el terrero está más firme para los seres humanos. Hoy, te lo voy a brindar varias perspectivas para que, saques tus propias conclusiones y puedas definir si tu marca personal tiene futuro en esta humanidad.

No se puede negar que, parte de esta perspectiva se ha hecho realidad y ha costado cientos y cientos de empleos, que se han automatizado. Pero, también es cierto que muchas de esas empresas han podido comprobar que la tecnología puede complementar al hombre, más nunca reemplazarlo.

Robots contra marca personal ¿Cómo viene la mano?

Es claro que, en algunas áreas específicas, el ingreso de la tecnología ha mejorado la productividad, disminuido los accidentes de trabajo, aumentado la competitividad. Un ejemplo de ellos lo vamos a encontrar en sector automotriz, en sus áreas de producción de autos. En el aspecto aéreo, algunos aviones en modo piloto automático, podrían hacer casi todo un vuelo, sin la necesidad de la tripulación.

En fin, son muchas las actividades que podrían corroborar la veracidad de la afirmación del párrafo inicial y hacernos entrar en pánico. Pero de igual forma, existen muchas más que ni la tecnología, ni la robótica, o lo que se le parezca, podrían llegar a reemplazar.

Dicho esto, se debe reconocer que la tecnología ha ganado unas cuantas batallas, pero que su victoria final, está cada vez más difusa. Gran parte de este repunte, se debe a la llegada de los Millennials, y su particular manera de ver la vida, el trabajo y la preservación del medio ambiente. A la importancia que les dan a los sentimientos, la generación de admiración y la felicidad.

Hector Jimenez - Robots Contra Marca Personal - Quién Ganará 2

¡Casos de la vida real!

Te invito a leer los siguientes aspectos y sacar tus propias conclusiones acerca de la contienda de los robots contra la marca personal:

Muchos seguimos comprando productos Apple, simplemente por mantener el legado y la admiración por un ícono del ámbito empresarial como lo fue Steve Jobs. Este caso me parece súper interesante de abordar, porque, aunque es una empresa de tecnología, lo que lo hace diferente es lo humano. Basado en la pasionalidad de la marca, la comunidad, el servicio al cliente, la exclusividad, y algo muy importante, la seguridad de nuestros datos personales. Podría agregar que me siento un gran embajador de la marca por esa misma razón.

Coca Cola y su campaña de las etiquetas con nombres de la gente del común, es otro gran ejemplo de lo dicho. Ya que fue un éxito mundial algunos años atrás, y esto le representó a la compañía volver a generar rentabilidad, después de muchos años de pérdida en decenas de países. Entonces, la maquinita llena las botellas, pero los seres humanos son los que crean una historia genial que les liga y les fideliza. ¿En qué la basaron? en torno a la felicidad y los valores que, hace que las personas la sigan tomando.

Robots contra marca personal en la fabricación de autos:

Las ensambladoras de autos de gama alta como Ferrari, Lamborghini, Buggatti usan en un bajo porcentaje la parte de la robótica en varios procesos en su interior. ¿Ejemplos? Inspiración de diseños, personalización de los mismos, atención al usuario y etapa de terminados o cierre de cadena de producción. De hacerlo estarían haciendo autos en línea planos y no lo que ellos y sus clientes buscan en realidad, que son obras de arte motorizadas.

Con base en el ítem anterior, la automotriz alemana Mercedes Benz, también opto de manera inteligente por volver al camino correcto. Es así, como recontrato a empleados que habían salido años atrás, para ser reemplazados por los robots, después de aceptar y comprender su error. ¿Qué hicieron? Los robots los dejaron para tareas repetitivas, peligrosas y generadoras de enfermedades laborales. Las personas para actividades de diseño, acabados en vehículos de gama especial y desarrollos de nuevas tecnologías.

¡La tragedia de Germanwings una prueba!

Germanwings, es una aerolínea bajo coste que sufrió una tragedia aérea en los Alpes, en la que perdieron la vida 150 personas. La causa fue generada por el copiloto Andreas Lubitz, quien había estrellado el avión que tripulaba intencionalmente. ¿Cómo devolver la confianza en Germanwings al siguiente día para quienes tenían que abordar sus aviones? Consiente del peso de la tragedia para los pasajeros que subían a su avión, hizo que el comandante de la tripulación tomará la iniciativa de tranquilizarlos con un emotivo discurso.

Las palabras estuvieron a cargo de un piloto de 48 años llamado Frank Woiton, quien recibió en la puerta a todos y cada uno de los pasajeros. Poco después de despegar salió de su cabina y con voz cálida se dirigió a sus pasajeros diciendo “Les llevare sanos y salvos de Düsseldorf a Barcelona. Pueden confiar en ello, porque yo también quiero sentarme esta noche con mi familia a la mesa”. Ese día la gente no voló con Germanwings; voló cien por ciento con Woiton, una marca personal de verdad.

Para cerrar, te comparto unas palabras de uno de los más grandes exponentes del neuro marketing mundial como lo es, Jurgen Clarik. Quien, desde hace unos 5 años atrás, ha cambiado mucho de su discurso y del entender un nuevo mercado. Recuerdo una presentación en Medellín del 2015, donde dijo “El neuromarketing está bien, pero de ahora en adelante vamos a trabajar en la Neuroconciencia para luchar por un mundo mejor. Si alguien quiere unirse, ¡Está bienvenido!” A buen entendedor pocas palabras.

Mi propia experiencia:

Me viene a la memoria una conferencia del 2015 para los vicepresidentes de los departamentos de riesgo del sector bancario colombiano. Allí había una suerte de orgasmo colectivo al hablarse del “milagroso” Big Data y todo lo que iba a hacer para revolucionar su segmento. En un parte de mi conferencia les dije “ustedes me han caído demasiado bien y por eso le quiero ahorrar cientos de millones de pesos de investigación. A Héctor Jiménez, le gusta que le gusta que lo traten con respeto, honestidad y vocación de servicio, eso se lo debería mostrar el genial Big Data. Entonces ¿por qué carajos no lo hacen?”. En ese instante hubo un silencio sepulcral en el auditorio con más de 300 personas.

Ahora nos hablan de inteligencia artificial, de su utilidad para la atención al usuario, y se hizo moda como vía de atención del WhatsApp Business. Genial y estratégica decisión para desesperar, descuidar y por ende perder tus clientes. Que, en los tiempos que vivimos, es un precio muy alto a pagar, por la pereza de no invertir en tu gente. Yo creo que estaría muy bueno, que nos dedicáramos a entender, potenciar y aprovechar la inteligencia natural que Dios nos dio. Acto seguido, si estaríamos en la plena capacidad de usar todas las inteligencias que vengan.

Hector Jimenez - Robots Contra Marca Personal - Quién Ganará 3

Que nos depara a futuro en el combate de robots contra marca personal…

Es así, como estamos ad portas de una nueva realidad, un nuevo mundo y una nueva era. Donde se deben cambiar los robots de metal o carne y hueso, por las personas que viven, sienten y se apasionan por lo que hacen. Que vibran y hacer vibrar, que transpiran la camiseta y con su liderazgo empoderan e inspiran a las personas que les rodean. En el que, no se van a acabar los puestos de trabajo, sino que se van a diversificar y especializar. Con base en lo anterior, más que una amenaza, es toda una oportunidad para tu marca personal.

Finalmente, solo cuando llegue el día que un robot logre abrazarme y logre hacerme vibrar como lo consigue otra persona, ahí empezaré a preocuparme. Mucho más si logra despertar el amor que siento por los demás, y que con su ejemplo me transporte a un nivel superior. Ese día, pensaré que mi marca personal, está perdiendo la guerra y solo en ese instante, rescindiré la fe en nuestra especie.

Recuerda siempre que: El Big Data sin la pasión de las personas, es como una Ferrari sin combustible ¡No anda! Entonces dejemos de lado tanto mito, tanto gurú y centrémonos en lo realmente importante, las personas.  

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.