fbpx

Caudillo, Gerente o Líder ¿Cuál Va A Ser Tu Elección?

por | May 13, 2020 | Mi Blog | 0 Comentarios

¿Sera necesario tener una visión clara en este aspecto en las organizaciones?

Conocer que existen diversas alternativas para direccionar tu proyecto no es relevante, pero, designar un caudillo, gerente o líder, será una elección de carácter diferencial. ¿Te has puesto a pensar qué tipo de dirección es la que aplicas a tu emprendimiento o la organización donde vos te desarrollas? Bueno, hoy es una oportunidad para que comprendas un poco más de las tres modalidades que podrías analizar para tu decisión final. Así mismo que encuentres las ventajas o desventajas que pudiesen tener, permitiendo los ajustes que permitan optimizar el potencial humano dentro de tu organización.

Antes que nada, debes saber que, para tener excelentes ejecutivos, primero debes tener, los mejores seres humanos. Ese es el orden cómo funcionan las cosas en este mundo, y no de manera invertida, como hasta hace tiempo se creía de manera errada.

Caudillo, gerente o líder ¡Empecemos la elección!

Hector Jimenez - Caudillo, Gerente o Líder - Cuál Va A Ser Tu Elección - 2

Caudillo:

Este modelo de dirección se encuentra generalmente en emprendimientos que han evolucionado, han llegado a tener posicionamiento y se han convertido en organizaciones robustas. Es dueñocentrico, si se me permite la expresión; ya que él no autoriza que se mueva ni un papel sin su autorización. Es oportuno agregar que, no se puede generalizar, y afortunadamente existen compañías que han crecido de manera sostenida y por suerte no tienen este problema.

El perfil indicado para los miembros de estas organizaciones, son aquellos trabajadores que les pagan por cumplir órdenes y no para tener iniciativas propias. Son maravillosos para hacer venias y saben llevar la idea así estén en total desacuerdo con la misma proponga. Saben boicotear el trabajo de cualquier miembro de la organización, cuando dicha persona empieza a ser más destacado que él mismo.  Tienen claro que, el cargo que tienen en este tipo de organizaciones, difícilmente lo podrían obtener en otra que tuviera las condiciones óptimas para laborar.

El clima organizacional en este tipo de dirección siempre es tenso, lleno de conflictos, habladurías y envidias. No se cree mucho en mejoramiento y por tal motivo, se invierte muy poco en capacitaciones o planes de bienestar del cliente interno. Una característica adicional de este tipo de manejo, lo destaca el vivir en un constante solucionar de conflictos y apagar incendios. Esto como consecuencia de la poca planificación que tienen, la baja credibilidad en las capacidades de los demás miembros, o por un egocentrismo extremo. Finalmente, la motivación, técnica del siglo pasado, sigue siendo el menú del día en cuanto a capacitaciones impartidas.

Caudillo, gerente o líder: Analicemos otra elección posible

Hector Jimenez - Caudillo, Gerente o Líder - Cuál Va A Ser Tu Elección - 3

Gerente:

Aunque este tipo de dirección es un poco más abierta, de igual manera presenta varias falencias y posibilidades de mejoramiento. Se destaca por ejemplo que en el global de las situaciones los gerentes tienden a pensar más en soluciones a corto plazo. Lo anterior potenciado por su afán inminente de mostrar resultados a la junta directiva o la presidencia, según sea el caso. Controlan y se mantienen dentro de sus propias creencias, les cuesta un poco el cambio y generalmente saben oír, pero no escuchar. Tienen empleados o personas a su cargo, por lo que se lo hacen saber y sentir, desde la figura del jefe. Cumplen indicadores de gestión, ya que con eso basta y sobra, y no hay razón coherente para hacer un esfuerzo adicional.

En algunos casos y esto se da principalmente el Latinoamérica, su fascinación es ser llamados “doctores”. A diferencia del caudillo; el gerente, con un entrenamiento de MarketCoach o Executive Branding, podrían tener la posibilidad de llegar a ser unos buenos líderes.

Líder:

No existe un patrón de personalidad exacto para definir a un líder como muchos creen. Por eso, se les presume espontáneos, carismáticos, seguros y extrovertidos. Pero la realidad nos muestra casos de grandes líderes del mundo muy diferentes a este patrón. Como casos concretos podría citarte a dos grandes referentes mundiales. Por un lado, el creador de Facebook, Mark Zukerberg; alguien tímido e introvertido; o Steve Jobs, de bajo carisma, pero que contagiaba con su pasión.

De igual forma, cabe la pena agregar que el líder no está obligado a ser el más capacitado de un arte, trabajo o profesión. Un ejemplo de ello, lo vivió la selección argentina de fútbol con Lionel Messi, considerado por muchos, como el mejor jugador de todos los tiempos. Donde se esperaba que liderara el equipo dentro y fuera de la cancha, pero realmente quien ejecutó esa función de referente fue Javier Mascherano.

Ni Caudillo, ni gerente, el líder debe ser tu elección:

Los líderes piensan en resultados a mediano y largo plazo; no dan ordenes, simplemente indicaciones; transforman las creencias y saben delegar. No tienen adicción al poder o al control absoluto, saben estar en el escenario o detrás de él, son innovadores, y se anticipan al cambio. Pero lo más importante: enseñan con su ejemplo y por tal motivo no tienen empleados sino seguidores.

¿El líder nace o se hace?

La respuesta correcta es que el líder nace y se hace. Simplemente, es tener el momento indicado, con la inspiración correcta y con la asesoría adecuada. Por tal motivo la marca personal corporativa, toma total relevancia en este campo, para las pequeñas, medianas o grandes organizaciones. Por esta razón, tendrán que buscar talentos que deseen ser diferentes, hacer las cosas de manera diferente y vivir la vida de manera diferente.

De la mano de unas políticas corporativas renovadas, planes de mejoramiento en clima organizacional y la consultoría adecuada, dichas organizaciones tendrán opciones de innovación. Lo importante realmente será que lo haga de corazón y no simplemente por subirse una moda o tendencia. Vale la pena resaltar que esto no es una acción esporádica, sino todo un proyecto de desarrollo y proyección a largo plazo.

Para cerrar, recuerda lo que exponía al principio acerca de buscar incansablemente a las mejores personas. Ya que, mejores personas, se convertirán en mejores ejecutivos, miembros de familia y por ende mejores miembros de nuestra sociedad. Lo que redundará en el reconocimiento del mercado, tanto para el cliente interno, como para el externo. Que es el sueño de todas las organizaciones grandes, innovadores y posicionadas del futuro. Así que, caudillo, gerente o líder ¿Cuál va a ser tu elección?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.